Encuéntranos en:
Búsqueda:

Miguel Lundin: el carnívoro más ‘vejetariano’ de Bolivia

Esta es la visión de un escritor boliviano cuyas obras son un reflejo del eclecticismo y la sátira. Influenciado por autores de cómics y literatura, Miguel se destaca por su estilo irreverente y sus personajes impredecibles.

La Paz, 31 de marzo de 2024 (Crónicas). – Vuelve el escritor más sanguinario, cosmopolita y creador de un aquelarre de héroes y heroínas; antihéroes y criaturas arrancadas de una mente muy retorcida. La socarronería, la ironía, la sátira y la sorna son su estilo desenfadado ya que sus títulos son un guiño para el divertimento y la parodia.

Marcado por la impronta del artista de comic Frank Miller y Alan Moore, sus novelas cortas o lundinetas podrían ser novelas gráficas tranquilamente y el estilo satírico nos habla de un mundo lumpen undergroup de Bolivia o el mundo. Su narrativa no es nada académica y más bien parece hacerse la burla de todo a través de una cosmovisión sórdida, inverosímil, pero bufonesca del ser humano a lo Peter Jackson y su opera narrativa Tu madre se ha comido a mi perro o los guiños prematuros que nos deja ver en su cuento El velorio de una guitarra sin cuerdas, que coquetea con la necrofilia y la paradoja.

Su mentora, Blanca Elena, nunca imaginó el Enfant Terrible que estaba guiando y que ha dado por resultado que su pluma arroje personajes variopintos del mundo marginal que nadie daría crédito, pese a que el mundo esta así, tan desquiciado como extraviado como en Aléjense o serán colgados. Disfruten de esta entrevista donde destripamos las obsesiones de este escritor.

MiguelLundin3103242

Carlos: ¿Cómo se llama el cuento del que me estabas hablando?

Miguel: El velorio de una guitarra sin cuerdas.

Carlos: Buen título. Quiero leerlo. Y ¿cómo así te relacionaste con Blanca Elena? Te relacionaste con el mundillo literario cruceño, ja, ja.

Miguel: Intenté estudiar algo relacionado con la literatura en la U, pero terminé trabajando en un restaurante nórdico. ¡Cosas que pasan! Me relacioné con ella mediante una amistad privada por email. Ella fue mi primera lectora que era narradora. Sus opiniones sinceras fueron muy importantes para mi crecimiento intelectual.

Carlos: Maravilloso. Entonces eres un autodidacta. Y ¿estuviste en concursos literarios? ¿Ganaste algún premio?

Miguel: No he ganado ningún premio, pero irónicamente he sido jurado de un premio de novela cuando vivía en Cochabamba.

Carlos: El restaurante nórdico fue tu escuela, ja, já.

Miguel: Sí, el restaurante nórdico fue mi escuela para aprender que los suecos comen más papas que la región andina de mi amado país.

Carlos: Si la lectura fue tu escuela, ¿qué autor o autores te influenciaron?

Miguel: Los autores que me influenciaron son varios, pero siempre hablo de Robin Wood, Grant Morrison, Peter Milligan, Frank Miller y Alan Moore.

Carlos: Ja, ja ¡qué bueno!, eso ya es un premio. Frank Miller, sigo pensando que eres un guionista haciendo de novelista. ¿No has buscado ilustradores para tu obra?

Miguel: En realidad sí lo he hecho, gracias a ese detalle creé seres de fantasía de lo que yo curiosamente he decidido llamar como Lundinatrix mangaverse. Un universo habitado por anti heroínas y superhéroes.

Carlos: Ja, ja. Maravilloso. Ahora solo falta que se convierta en película como la historia de las hermanas Wachoski.

Miguel:  No es una mala idea. Tal vez eso suceda en el futuro.

Carlos: Y ¿cuáles son las características de tus personajes? ¿Son más anti héroes o héroes? ¿Realzas a la mujer o hay algún tinte misógino? ¿Destacas las virtudes del ser humano o haces hincapié en sus defectos?

Miguel: La mayoría de mis personajes son particularmente seres impredecibles, intento mostrar virtudes y defectos, en los personajes femeninos sucede lo mismo, son mujeres de corazón de piedra en algunas de mis historias.

Carlos: O sea ¿son un tanto del lumpen o hay de todo? Quieres mostrar lo sórdido de un mundo.

Miguel: Muestro todo lo que se puede mostrar, lo bueno y también lo malo.

Carlos: Y hay algún estereotipo o arquetipo que quieras realzar, por ejemplo la bondad o la fealdad ya que los super héroes por lo general son tipos bien parecidos. Rompes con esos cánones estéticos o morales.

Miguel: La verdad es que no intento concentrarme en estereotipos, mis héroes son la mayoría víctimas de sus decisiones, es decir pueden matar o suicidarse inesperadamente.

Carlos: ¿Y te gustan otros géneros, poesía, por ejemplo?

Miguel: Si, también he explorado mis ideas delirantes en el mundo de la poesía.

Carlos: Ja, ja, ja, qué bueno.  ¿Qué satisfacciones te ha aportado la literatura?

Miguel: La satisfacción de ver la sonrisa cómplice de un lector intentando comprender la locura de la historia que le estás contando en un libro.

Carlos: Ja, ja, ja. ¿Ha habido algún lector que ha interpretado de una forma más loca tu creación?

Miguel: Yo creo que sí existe ese lector, seguro está en un manicomio.

Carlos: ¿Cuál es tu personaje más querido?

Miguel: Mi personaje más querido es una espía llamada Patricia Bane, que es protagonista de una saga de novelitas breves que tal vez publique en el futuro.

 Biografía

Miguel Lundin ha publicado antologías en Warikasaya, cuentos stronguistas: Cuando Thor odiaba los goles de The Strongest; Antologia Birrera, de Felicita Cartonera, Paraguay: La gorra Nike de Melchor Amarillo; Borrachos estamos pero nos acordamos del Víctor Hugo, editorial Pirotecnia, La Paz Cago pues; Yerba Mala Cartonera: La vengadora que amó a Crispín Portugal; Antología de ciencia ficción boliviana: El último Wikiorgasmo de Pei Pei Francella; Días de Poesía, 2009: Entropía Lundinocarnivora, Corazón herido pidiendo a gritos un beso del arcoíris.

Es el escritor de Only in Cochabamba born pretty putas: La primera blognovela de la literatura boliviana.

Ha escrito algunas lundinetas dentro del género de la fantasía, la literatura porno-erótica, el terror, y la literatura policial y la ciencia ficción.

Comparta en Redes Sociales

Imprimir   Correo electrónico

Ahora El Pueblo logo

Búsqueda