Encuéntranos en:
Búsqueda:

Una incidencia del momento de la agresión entre jugadores de Bolívar y Guabirá.

Más acusaciones que soluciones luego del vergonzoso amistoso en Montero

Las dirigencias de ambos clubes intentan minimizar la batalla campal en la que participaron jugadores de los dos planteles.

La Paz, 9 de febrero de 2024 (AEP).- El día después del partido amistoso vergonzoso que protagonizaron los equipos de Guabirá y Bolívar en el estadio Gilberto Parada de Montero, las dirigencias de ambos clubes más se dedicaron a culpar a los agresores que a poner soluciones, además de intentar minimizar la batalla campal en la que participaron jugadores de los dos planteles.

Cuando lo más adecuado y acorde para este tipo de situaciones es aplicar drásticas sanciones para que no se vuelvan a repetir escenas que perjudican al buen fútbol. La pelota está en la cancha de los dirigentes para frenar los actos de violencia.

Aunque la entidad académica, a través de su vicepresidente, Jorge del Solar, anunció que después de un análisis del compromiso se impondrán sanciones internas a los futbolistas que tuvieron acción directa en la gresca.

Por otro lado, el dirigente informó que presentó una denuncia en la Fiscalía de Montero por la agresión que sufrieron varios de los miembros de la delegación, entre los que destacan el entrenador Flavio Robatto y el jefe de prensa, Rodrigo Reyes, quienes fueron objeto de agresiones de hinchas a la salida del equipo del escenario deportivo al lanzar objetos contundentes al bus que trasladó al cuadro celeste.

“Internamente vamos a tomar medidas con los jugadores que tengamos que hacerlo. Hay que sacar algo bueno de este desastre”, aseguró del solar al programa Futbolmanía.

Más adelante lamentó las incidencias del encuentro. “Estamos en la Fiscalía y vamos a presentar una denuncia. Fue un día triste, condenamos la violencia y ojalá que no se repita. Que nos ayude la gente para que no pase lo que sucedió fuera de la cancha en la que nos agredieron”, añadió.

Uno de los que estaría en observación es el defensor uruguayo Bryan Bentaberry, quien golpeó con un pisotón el lado derecho de la cara del jugador de Guabirá Ronaldo Vásquez, quien fue sometido ayer a una cirugía por dos cortes que sufrió por la agresión y que fue suturado con cuatro puntos. El futbolista hizo una labor diferenciada y en siete días volverá a trabajar con el plantel montereño.

“Son cosas que pueden pasar en el fútbol. Sufrí un golpe de mala leche”, dijo Vásquez.

PRÁCTICA CELESTE

El cuadro académico prosiguió ayer su preparación para el encuentro amistoso que jugará mañana frente al equipo cruceño de Royal Pari.

El plantel dirigido por Robatto hizo un trabajo físico, dominio de balón y fútbol en espacio reducido, en la cancha del complejo Kalomai, de propiedad de la entidad inmobiliaria.

Comparta en Redes Sociales

Imprimir   Correo electrónico

Ahora El Pueblo logo

Búsqueda