Encuéntranos en:
Búsqueda:

Gremiales y población en general rechazaron el paro y trabajaron como un día normal. (Foto: Archivo)

Concluye el paro cívico de tres días en Potosí marcados por el fracaso

Muchas voces criticaron la medida, la calificaron de política y que apuntaba a boicotear la gestión del presidente Luis Arce para desgastar su imagen.

La Paz, 16 de marzo de 2023 (AEP).- Ninguno de los tres días del paro ni de las movilizaciones del Comité Cívico Potosinista (Comcipo) lograron interrumpir las actividades, como era anunciado. El ciudadano le dio la espalda al Comité y cada jornada se desarrolló con relativa normalidad.

Desde el primer día, centros de abasto, negocios, entidades financieras, transporte público y otros sectores del departamento de Potosí desarrollaron sus actividades sin problemas, pese al paro de 72 horas convocado por Comcipo, en demanda de la aprobación de la Ley del Litio.

La población potosina decidió no acatar la medida promovida por cívicos; los sectores sociales expresaron que no apoyarán el paro ya que solo buscaba perjudicar la reactivación económica y el desarrollo del departamento de Potosí. Además expresaron su pleno respaldo al gobierno del presidente Luis Arce.

Sectores como el de los gremiales decidieron acatar solamente media jornada, pero casi no se sintió porque muchos se desmarcaron para ganarse el pan de cada día con su trabajo.

Muchas voces criticaron la medida calificándola de política y que apuntaba a boicotear la gestión del presidente Arce para reeditar un intento de golpe de Estado, como el ocurrido en 2019.

La diputada y subjefa de la brigada parlamentaria de Potosí, Casilda Cuéllar, dijo que las actividades en el departamento de Potosí se desarrollaron de manera absolutamente normal.

“Lamentamos la medida de 72 horas de Comcipo, pero vemos que no les funcionó porque las actividades en Potosí se desarrollaron de manera normal”, señaló.

Para la asambleísta nacional nunca existieron razones para llevar a cabo un paro cívico que perjudicó al departamento, ya que el presidente Luis Arce tiene compromisos que están garantizados, como la industrialización del litio, la fábrica de cemento, el equipamiento para el hospital de tercer nivel, el aeropuerto y la carretera doble vía Potosí-Oruro, entre algunos que recordó la autoridad.

Cuéllar pidió a Comcipo que socialice los compromisos del Gobierno con sus bases ya que tendría la información de que no está siendo compartida con el pueblo que no quiere bloquear y que quiere trabajar por su región.

Andrés Huaranca, secretario de la Federación Sindical Única de Trabajadores Campesinos del Sud de Potosí (FSUTCSP), calificó el paro de Comcipo como político y dijo que causó perjuicio. Refirió que el bloqueo en la ciudad potosina se lleva adelante con pocas personas, con alambres en las calles.

“Se está perjudicando a la gente que vive del día a día, porque hay gente que trabaja día a día, los transportistas, los gremiales; se está politizando para desestabilizar la gestión del Presidente. No estamos en campaña política, tenemos que ver el bolsillo de nuestra gente que vive del día a día”, reclamó el dirigente Huaranca.

El Comité Cívico Popular de Bolivia calificó la medida como política, con una clara intención de desestabilización hacia el Gobierno democráticamente electo.

“Es un tema más político en el departamento de Potosí, toda vez que ya el Gobierno central, encabezado por el presidente Luis Arce Catacora, ha hecho un plan estratégico de distintos proyectos que se están desarrollando en el departamento de Potosí”, sostuvo el vicepresidente del Comité Cívico Popular de Bolivia, Erick Alí.

En ese mismo sentido, comunarios de Karachimpapa, en Potosí, rechazaron los bloqueos en la región y pidieron que las autoridades dialoguen como la única vía para encontrar soluciones a cualquier demanda.

Su corregidor, Armando Ckacka, dijo que los bloqueos solo perjudican a la población, incluso en lo que respecta a la educación, ya que en cercanías se encuentra una unidad educativa y los alumnos no pueden pasar clases con normalidad.

Vulneración de derechos

La delegada departamental de la Defensoría del Pueblo Jacqueline Alarcón informó ayer que identificó vulneración de derechos de los transportistas varados en las carreteras del departamento de Potosí.

“Se vulneran los derechos de los transportistas que están sin comer. El dinero para un día les tiene que durar cuatro días”, explicó la defensora.

Personal de la entidad que fiscaliza los derechos de los bolivianos verificó, durante los tres días que duró el paro, los puntos de bloqueo. Identificó como el más conflictivo el camino carretero Potosí-Oruro, donde más de 100 automóviles estaban parados. Los conductores tuvieron que permanecer en sus vehículos durante ese tiempo, con hambre y necesidades básicas.

De la misma forma, el presidente de la Asamblea Permanente de Derechos Humanos (APDH), Édgar Salazar, calificó el paro como exagerado y político.

“Todos sabemos que el Comité Cívico Potosinista tiene una vinculación muy estrecha con el Comité Cívico pro Santa Cruz. Creemos que esa situación (el paro) tiene intenciones político partidarias porque lo único que les interesa en realidad no son las reivindicaciones de los potosinos, sino generar mayor convulsión en el país”, agregó el defensor de los derechos humanos.

Salazar aseguró que la movilización tuvo una convocatoria muy baja de personas y la población decidió trabajar de manera normal. Dijo que no era necesario sacrificar al pueblo potosino, teniendo en cuenta que existen los canales de diálogo que deben ser agotados.

Comparta en Redes Sociales

Imprimir   Correo electrónico

Ahora El Pueblo logo

Búsqueda